araña amarillaEn la actualidad la araña amarilla ha sido detectada en casi todas las comarcas vitícolas españolas, a excepción de las gallegas, pero es en la mitad meridional donde produce los mayores daños.

Los daños causados por esta pueden ser importantes, ya que no se limitan a la muerte de los tejidos foliares atacados, sino que, en nuestras condiciones climáticas, pueden traducirse en fuertes defoliaciones.

En cuanto a los estados de desarrollo, cuando son adultos la hembra es de forma oval y presenta diferencias según esté en forma activa o invernante en diapausia; la activa mide alrededor de 0,5 mm y es de color amarillo verdoso con dos manchas laterales más oscuras; la invernante en diapausia es algo más pequeña, de color anaranjado a rojo ladrillo y no tiene las dos manchas oscuras. El macho es algo más pequeño que la hembra y tiene el abdomen más puntiagudo. Ambos tiene 4 pares de patas. El huevo es esférico y mide poco más de 0,1 mm; recién puesto es translúcido y enseguida se torna opaco y de color amarillo ámbar.

Si el ataque de la araña amarilla  es fuerte y provoca defoliación antes de la segunda quincena de septiembre, las arañas, que aún no han terminado su ciclo, buscan nuevos lugares de alimentación en cualquier parte verde de la misma cepa o de sus vecinas (pámpanos, raspajos, bayas).

Las temperaturas elevadas acortan el ciclo del ácaro, con lo que contribuyen a su rápida multiplicación; a 25ºC de temperatura media una generación tiene lugar en 10 días.
El umbras inferior de desarrollo se sitúa, tanto para los huevos como para los estados posteriores, alrededor de los 10-12ºC, el óptimo de desarrollo en 30-32ºC y el máximo sobre los 40ºC.

En cuanto a la humedad relativa resulta más favorable cuando es baja, con un óptimo entre 30-50%.

Los enemigos naturales conocidos son algunos insectos como Coccinélidos, Crisópidos, Antocóridos y ácaros de distintas familias.

 

manchas araña amarilla

Los síntomas iniciales producidos por el ataque de este ácaro a las hojas, consiste en zonas verdes amarillentas con punteaduras necróticas, que se ven con mayor facilidad al trasluza, colocando las hojas contra el sol. Las hojas muy atacadas envejecen con rapidez y caen.
En caso de poblaciones altas también pueden atacar a los restanes órganos verdes: pámpanos, bayas y raspajos, en los que también aparecen las punteaduras necróticas.

En las bayas los síntomas se pueden confundir con los del Oídio, diferenciándose por la presencia de las mudas blanquecinas de los ácaros y por no proseguir en la zona de contacto de dos bayas.

La estrategia de protección contra este ácaro empieza con la eliminación de las malas hierbas en su totalidad mediante labores o herbicidas, y en especial las más próximas a los troncos.
En cuanto a la protección química, debe elegirse un acaricida específico. El tratamiento tiene que situar el plaguicida en el envés de las hojas y en la cantidad recomendada, pues de lo contrario puede imputarse ineficacia al acaricida.

Otros artículos relacionados con plagas y enfermedades de la vid son:

Yesca de la vid. Definición, síntomas, daños y control.

Mildiu de la vid. Características, daños y control.

Oidio de la vid en viña. Síntomas, daños y control de la enfermedad.

Botrytis de la uva. Definición, síntomas y recomendaciones para el control.

Mosquito Verde de la vid. Descripción, características y tratamiento de la plaga.

Araña Amarilla. Plagas de la vid. Síntomas, daños y control.
3.86 | 7 votos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aprende a cuidar tu Viña. Suscríbete!

* indicates required

Deja un comentario o plantea tu duda:


Tu pregunta puede ser útil para otro usuario

Por favor, haz el cálculo para demostrar que eres humano. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Enviar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR