Recomendaciones Abonado Viña. Dosis de nutrientes por Ha.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 22 Promedio: 3.6)

En la viña de secano, en función de la precipitación establecemos unas tablas genéricas de abonado de la vid, considerando los macroelementos Nitrogeno, Fosforo y Potasio y los microelementos Boro, Hierro y Magnesio.

1- NITRÓGENO (N)

Tabla recomendaciones abonado
Tabla Recomendaciones Abondo Viña

Propiedades del nitrógeno en el cultivo de la vid:

Es el elemento nutritivo que favorece el crecimiento y el vigor en la vid.


Efecto del nitrogeno en las plantas de viña:

Su efecto se manifiesta por un verde intenso de las hojas, pero hay que tener mucho cuidado con el abonado nitrogenado, pues la viña no es muy exigente en él y su exceso puede producir corrimiento de flor, aumentar la sensibilidad a las enfermedades criptogámicas, retrasar la maduración y dificultar el buen agostado de la madera.

La deficiencia de nitrógeno reduce el crecimiento y la producción. Las viñas presentan un aspecto verde-amarillento.

La absorción de Nitrógenos es muy rápida  y se produce desde la brotación al cuajado, cuando el desarrollo vegetativo es más intenso.

Las necesidades del abonado varían, en secano de 30 a 60 U. F./ha.


2- FÓSFORO (P)

Propiedades del fósforo en el cultivo de la vid:

Tiene gran importancia en el metabolismo de los glúcidos.

Favorece el desarrollo radicular aumentando la resistencia a la sequía.

Amortigua los efectos de un exceso de nitrógeno e influye en la fecundación, la maduración y el buen agostado de la madera.


Efectos del fosforo en la planta de vid:

Es considerado como un factor de calidad en viñedos que produce mostos equilibrados.

La absorción más intensa se realiza desde la brotación hasta la floración.

Las necesidades de abonado son muy variables y pueden oscilar entre 50 y 200 U. F./ha., dependiendo del nivel nutritivo del suelo y la riqueza en caliza, para una determinada producción.



3- POTASIO (K)

Propiedades del potasio en viña:

Se considera un elemento que favorece la producción y la calidad.


Efecto sobre las cepas:

El potasio interviene en la respiración, en la asimilación de la clorofila, en el transporte y acumulación de los hidratos de carbono a los racimos y a las diferentes partes de la planta para formar reservas contribuyendo a una mayor longevidad y aumento de la resistencia a la sequía.

Niveles muy altos de potasio pueden ser causa de la aparición de carencias de magnesio, debido al antagonismo de estos dos elementos.

Recomendaciones abonado viña: Las necesidades de abonado varían en secano entre 40 y 150 U.F./ha, pudiendo llegar en regadío a 240 U.F./ha.


4- MAGNESIO (Mg)

Propiedades del magnesio en viña:

Es un componente de la clorofila que interviene en la síntesis de los glúcidos.


Efectos sobre las plantas:  

Su carencia se manifiesta como clorosis en las hojas viejas de la base de los sarmientos, estas pueden caer prematuramente provocando la emisión de «nietos».

Los racimos de uva aparecen sueltos con una pérdida evidente de peso.


5- HIERRO (Fe)

Propiedades:

Es un microelemento esencial en la respiración y en complicados procesos de reducción-oxidación de la planta.


Efectos sobre la viña:

Su carencia se manifiesta por una clorosis de las hojas jóvenes en la punta de los sarmientos, que avanza hacia las hojas de la base y en casos extremos se llega a la pérdida total de la producción y a la muerte de la cepa.

La carencia suele ser provocada por un contenido de caliza en el suelo, superior al límite de resistencia del portainjerto.


recomendaciones abonado viña
Recomendaciones abonado en viñedo

6- BORO (Bo), recomendaciones abonado viña:

Efectos sobre las plantas del boro:

La carencia de este microelemento se manifiesta primeramente en las hojas con una clorosis difusa antes de la floración.

Los sarmientos tienen los entrenudos cortos y en casos graves se detiene el crecimiento del meristemo terminal y se forman ramificaciones.

La fecundación es mala y los racimos presentan uvas de tamaño normal ó superior a los de la variedad, junto a una mayoría mucho más pequeñas.

La carencia suele presentarse en suelos arenosos y en los calizos.


7- Recomendaciones abonado viña, en secano:

Se realizará solamente un abonado de fondo en el centro de las calles, con un abono complejo adecuado a los niveles de elementos nutritivos del suelo y a la precipitación media de la zona.

En general, el momento adecuado para la aplicación son los meses de Noviembre, Diciembre y Enero.

En el caso de realizarse con abonadora localizadora, que corte a su paso las raíces de desarrollo horizontal, el abonado se efectuará:

  • El primer año, en calles alternas,
  • El segundo año las calles que no se abonaron el anterior
  • El tercer y cuarto año se cruza el abonado de calles alternas.

Con esta rotación de abonado se pretende no producir un desequilibrio entre la parte aérea y el sistema radicular.


8- Recomendaciones abonado viña, en regadío:

Se complementará el abonado de fondo con un Nitrato Amónico Cálcico con Magnesio, de acuerdo con las disponibilidades de agua, tipo de poda y producción esperada, después del cuajado.


✅ Algunos abonos recomendados para la viña:



Tal vez te interese profundizar en los efectos de los nutrientes necesarios para la vid:

Nitrogeno | Fosforo | Potasio | Magnesio | Hierro | Zinc | Manganeso | Calcio


Aprende a Cuidar tu Viña. SUSCRIBETE!

* indicates required
¿Qué tipo de información necesitas?

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la política de privacidad. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: El contenido está protegido!! © Copyright Viver-Vid Seleccionador, S.L. Todos los derechos reservados.