Viticultura de Altura.

Según un estudio reciente (Hannah et al., 2013), se estima que el aumento de la temperatura global derivado de las condiciones de cambio climático generará que la superficie apropiada para el cultivo de la vid merme entre un 25 y un 75% para el año 2050.

Entre las zonas más afectadas se encuentran importantes áreas vitícolas tradicionales del Mediterráneo (incluyendo viñedos españoles, franceses e italianos) (Figura 1), y nuevas áreas vitícolas alrededor del mundo, como son la costa oeste de los Estados Unidos, y zonas vitícolas de Argentina y Chile.

viticultura de altura

Figura 1. Cambio en las zonas adecuadas para el cultivo de la vid. En tonos rojizos se muestran las zonas que actualmente resultan adecuadas para su cultivo pero que resultan amenazadas según previsiones climáticas. En tonos azulados se muestras las zonas que no son adecuadas hoy en día, pero que se prevé lo sean en el futuro. La figura se reproduce de Hannah et al. (2013).

Según el mismo estudio, este hecho dará lugar a la aparición de nuevas zonas vitícolas a mayor altitud, en las que, bajo las condiciones del cambio climático, se producirán las condiciones adecuadas para que la vid se pueda cultivar.

Así, la viticultura de altura (es decir, el cultivo de la vid a mayores alturas de las tradicionalmente empleadas, Figura 2) surge como una oportunidad para el viticultor para poder lidiar con los efectos negativos derivados del cambio climático (Malheiro et al., 2010), ofreciendo al consumidor una nueva gama de vinos con características singulares.

viñedo en altura

Figura 2. Viñedo de altura.

De manera general, las zonas de elevada altitud se caracterizan por:

1- Tener una menor temperatura media.

2- Ofrecer una mayor radiación UV e intensidad lumínica

3- Presentar menores porcentajes de ciertos componentes atmosféricos (p.ej.: oxígeno y dióxido de carbono, CO2).

Aparecerán nuevas zonas vitícolas a mayor altitud, en las que se producirán las condiciones adecuadas para el cultivo de la vid.

Así, las plantas cultivadas en estas condiciones de altura se caracterizan por presentar un ciclo biológico más corto, aunque puedan presentar mayores tasas fotosintéticas derivadas de la mayor radiación UV presente en estas zonas (Rieger, 2007).

Uno de los principales beneficios que presenta la viticultura de altura es la mayor amplitud térmica de estas nuevas zonas de cultivo. En otras palabras, estas zonas presentan una mayor diferencia entre la temperatura máxima diurna y la temperatura mínima nocturna, debido principalmente por la menor temperatura nocturna que caracteriza este entorno.

Es bien sabido que cuanto mayor sea esta amplitud térmica más conveniente es la zona para la obtención de uvas de calidad para vinificación, ya que causa una lenta maduración de la uva manteniendo un nivel adecuado de acidez, lo que mejora la composición final del fruto (Ramos et al., 2008).

Viñedo de Altura

Figura 3: Viñedo de Altura

Por otro lado, esta nueva viticultura de altura presenta ciertos retos que tendrá que afrontar el viticultor a través de medidas específicas, como son (Rieger, 2007):

1- Mayor riesgo de heladas nocturnas.

2- Aparición de eventos climáticos adversos que pueden dañar el cultivo (fuertes lluvias, granizo).

3- Presencia de fuertes pendientes, lo que puede generar importantes variaciones entre el rendimiento de las zonas superior e inferior del viñedo .

No obstante, las uvas obtenidas en viñedos de altura se caracterizan de manera general por (Berli et al., 2012):

1- Tener un perfil fenólico más favorable.

2- Tener un contenido correcto en azúcares.

3- Contenido adecuado de compuestos aromáticos y polifenoles.

Los vinos de altura son vinos frescos, de menor grado alcohólico, con un índice de acidez elevado, un buen equilibrio alcohol-acidez y una gran calidad aromática.

Esta singularidad está despertando el interés del consumidor y de las bodegas, que están buscando lugares más elevados y frescos para implantar el cultivo de sus vides.

Más información:

Viticultura por todo lo alto – Diario de Viña 2016

Referencias

Berli, F.J., Alonso, R., Bressan-Smith, R., Bottini, R. (2013). UV-B impairs growth and gas exchange in grapevines grown un high altitude. Physiologia Plantarum 149, 127-140.

Hannah, L., Roehrdanz, P.R., Ikegami, M., Shepard, A.V., Shaw, M.R., Tabor, G., Zhi, L., Marquet, P.A., Hijmans, R.J. (2013). Climate change, wine, and conservation. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 110 (17), 6907-6912.

Malheiro, A.C., Santos, J.A., Fraga, H., Pinto, J.G. (2010). Climate change scenarios applied to viticultural zoning in Europe. Climate Research 43, 163-177.

Ramos, M.C., Jones, G.V., Martinez-Casasnovas, J.A. (2008) Structure and trends in climate parameters affecting winegrape production in northeast Spain. Climate Research 38, 1–15.

Rieger, T. (2007). Exploring high altitude viticulture. Vineyard and Winery Management Nov/Dec, 86-90.

Viticultura de Altura y Cambio Climático.
4.63 | 8 votos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aprende a cuidar tu Viña. Suscríbete!

* indicates required

Deja un comentario o plantea tu duda:


Tu pregunta puede ser útil para otro usuario

Por favor, haz el cálculo para demostrar que eres humano. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Enviar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR