El enoturismo está de moda y avanza imparable en todo el Estado. Las Rutas del Vino llevan a los viajeros a conocer el proceso de elaboración de los caldos y los principios de la cata, conociendo la cultura local.
Las cifras son todavía modestas -no más de millón y medio de personas al año-, pero el enoturismo, muy extendido y consolidado en Francia, Italia o en el californiano valle de Napa, avanza imparable en España, el mayor viñedo del mundo.”Está en auge porque el vino está de moda y porque es un turismo muy emocional”, afirma, Mónica Figuerola, directora general de Turismo de La Rioja, comunidad a la que el 70% de sus visitantes acuden atraídos por las excelencias de sus caldos y la cultura creada a su amparo. Ingleses, alemanes, estadounidenses e incluso franceses, por sorprendente que parezca, fueron los principales compradores de unos caldos cada día mejores y con mayor prestigio internacional.
SECTOR PUJANTE El sector facturó en 2006 más de 5.300 millones de euros, dio empleo directo a 22.863 personas y supuso el 1% del PIB español. Un año antes lo integraban 3.991 empresas.Un sector que, como las administraciones públicas, ha sabido ver que el enoturismo puede ser, y ya es en muchos lugares, un negocio rentable, además de un plus añadido para dar a conocer mejor sus vinos e incrementar así las ventas.Cada español, según el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, se bebió el año pasado una media de 18,57 litros de vino, lo que supuso un gasto per cápita de 57,01 euros. El consumo total sumó más de 844 millones de litros, por valor de 2.591 millones de euros.”Aún falta el último empujón para que podamos considerarla una actividad plenamente consolidada, pero ya se ha demostrado que no se trata de una moda, aunque inicialmente pudiera parecerlo, sino de un tipo de turismo totalmente establecido, rentable y con muchas perspectivas de futuro”, asegura Mercedes Cantalapiedra, concejala de Cultura, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid.
Fue hace cuatro años cuando, al amparo del prestigio y la calidad de los vinos de Ribera del Duero y de otros valores gastronómicos, monumentales y culturales de la zona, el Ayuntamiento de Valladolid decidió aunar esfuerzos para convertir la ciudad y su provincia en un “referente enoturístico”.Los resultados son satisfactorios, con 20.000 visitantes más en 2008 respecto al año anterior y unos ingresos anuales de unos veinte millones de euros. “El vino y la gastronomía son dos de nuestros principales reclamos turísticos”, dice Cantalapiedra.RUTAS DEL VINO La de Ribera del Duero es, junto a las de Rioja Alta, Condado de Huelva, Ycoden-Daute-Isora, Alicante y Ribera del Guadiana, una de las seis Rutas del Vino de España pendientes de certificación por ACEVIN, la Asociación Española de Ciudades del Vino, que entiende la promoción de la cultura y el turismo enológico “como una herramienta complementaria para el desarrollo local”. Además de las citadas rutas, otras trece llevan tiempo contribuyendo a que el viajero “descubra una España diferente” y pueda “vivir experiencias nuevas”, como la visita a bodegas y viñedos, la participación en catas, la de ser testigo de una jornada de vendimia y hasta someterse a un tratamiento de vinoterapia.
El último “Observatorio Turístico de Rutas del Vino de España”, realizado entre noviembre de 2008 y enero de 2009 a instancias de ACEVIN, concluye que el perfil predominante de quienes se “dejan llevar” por uno de esos itinerarios corresponde a visitantes nacionales (93%) residentes en núcleos de población medio-grandes.
FIN DE SEMANA Son turistas que viajan en familia o en grupo, por periodos cortos (fines de semana y puentes), con pernoctación en hoteles de cierta categoría y que se organizan personalmente aprovechando las recomendaciones de amigos y familiares, con la ayuda de Internet y de las oficinas de turismo en el destino. Su nivel de gasto, unos 100 euros diarios, se sitúa por encima de la media nacional, y su índice de satisfacción es muy elevado. El Penedés catalán es, con casi medio millón de visitantes en 2008, uno de los destinos con más éxito, si bien hay que tener en cuenta que en esta comarca tienen su sede tres de las bodegas españolas más visitadas: Codorniú, Freixenet y Torres. Los otros son La Rioja, Rías Baixas, Ribera del Duero y Jeréz.
El enoturismo gana adeptos
2.5 | 2 votos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aprende a cuidar tu Viña. Suscríbete!

* indicates required

Deja un comentario o plantea tu duda:


Tu pregunta puede ser útil para otro usuario

Por favor, haz el cálculo para demostrar que eres humano. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Enviar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR