En 2008, España adelantó a Francia como país exportador de vino por volumen, colocándose en segundo lugar sólo por detrás de Italia
Siete millones de personas en el mundo beben vino español semanalmente
43 millones de personas en el mundo conocen y consumen vino español, según el último informe que ha publicado el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMC) y que ha presentado recientemente durante la jornada ‘Ventas y notoriedad de los vinos españoles en los principales mercados mundiales’, organizada en colaboración con el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).

En un hecho sin precedentes, España (16,9 millones de hectolitros) superó a Francia (13,6 millones de hectolitros) como país exportador de vino por volumen, colocándose en la segunda posición por detrás de Italia (17,2 millones de hectolitros).

El cierre de 2008 se vendió en el exterior un total de 1.609 millones de litros por valor de 1.994 millones de euros, lo que supone un aumento de un 8,5% en volumen y un 8% en valor respecto al ejercicio de 2007, según los datos ofrecidos por la Agencia Tributaria, una cifra record sin precedentes.

La empresa Wine Intelligence ha llevado a cabo un estudio para el OEMC en el que se analiza la posición de los vinos españoles en los principales mercados mundiales de exportación, así como la consideración, valoración y consumo de los mismos. Estados Unidos, Suiza, Holanda, Alemania, Reino Unido y Bélgica son los seis mercados de exportación más importantes para nuestra industria vinícola. Según el informe, más de siete millones de consumidores beben vino español una vez por semana.

Estados Unidos, un mercado en aumento
Estados Unidos es uno de los mercados donde pueden encontrar mayores oportunidades nuestros vinos. Las dos terceras partes del consumo en este país proceden de la producción doméstica, por lo que este mercado es un ámbito en crecimiento con un potencial de 60 millones de personas. Se mantiene un ritmo de crecimiento anual con especial hincapié en los tintos y los rosados, y
aunque el incremento está siendo moderado, el aumento del precio medio de venta del vino español hace que el aumento en valor sea mayor.

El informe del OEMC señala también la percepción que tienen los consumidores norteamericanos de nuestros vinos y concluye que Estados Unidos considera a España como un país productor de vinos de buena calidad, aunque siguen estando Francia e Italia por delante. Un país con una larga tradición vinícola y enorme apreciación del sabor y el estilo además de la buena calidad calidad-precio.

Bélgica y Suiza, importadores de calidad
Los países comunitarios tienen en alta estima a los caldos españoles por lo que perciben a España como un productor de vinos de ata calidad, situándolo en las primeras filas de sus listas de preferencias. Cuenta en estos países con un 10% de consumidores semanales. La Rioja, Cava y Valdepeñas son lasDenominaciones de Origen (D.O.) más conocidas y consumidas.

En Bélgica, el mercado del vino ha aumentado un 5% en el último año y este impulso en su crecimiento se genera en todos los tipos de vino. Pese a que el crecimiento en volumen presenta un desarrollo más moderado, muestra sin embargo un destacado aumento en el valor del precio medio de venta.

En Suiza, el aumento de las importaciones del vino español registrado es más moderado, pero sigue manteniéndose en 2008, registrándose un crecimiento en los vinos blancos y espumosos. Nuestros caldos suponen un 14,3% del volumen y el 13,3% en valor.

Japón, la puerta a Oriente
El mercado nipón es en vino como en todo lo demás, una fuente inagotable de riquezas en cuanto a las exportaciones españoles se refiere. Y es que los japoneses sienten verdadera fascinación por todo lo español.

Al cierre de 2008, las exportaciones de vinos españoles crecieron un 64% en valor, gracias a la desaparición de aranceles y un 35% en volumen. Esto ha supuesto la apertura hacia el mercado chino y a todo el continente asiático.

Según los datos ofrecidos por la Oficina Económica y Comercial de España en Hong Kong, durante 2008 aumentaron las importaciones sólo de vino tinto en un 38% en volumen y un 88% en valor. Esto muestra la mejora de la calidad y la demanda de vinos de mayor precio.

México, un mercado por conquistar
En el país azteca se mantiene una tasa de crecimiento propia de un país en expansión en el consumo del vino, destacando por volumen el del vino tinto y un creciente desarrollo de los rosados y blancos. El vino español supone el 15,1% del volumen y el 20,6% en valor.

Seguir creciendo
Que 43 millones de personas en el mundo beban semanalmente vino español supone que una cantidad equivalente a la actual población española bebe vino de forma regular. La cantidad es bastante aceptable y digna de orgullo para los productores y exportadores vinícolas de nuestro país. Sin embargo, esta cifra podría mejorar.

Por su parte, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM), Josep Puxeu, en comparecencia en el Senado, anunció que el ministerio del ramo iba a destinar 32 millones de euros para campañas de promoción e información de vinos españoles en terceros países de cara a consolidar los mercados ya existentes por un lado y potenciar los caldos españoles en nuevos países.

Las necesidades de crecimiento vienen determinadas por aspectos básicos que se deben cambiar gracias a iniciativas como las del MARM, ya que las debilidades de los vinos españoles, según el informe anteriormente citado, vienen determinadas por las percepciones erróneas que se tienen de los caldos españoles fuera de nuestras fronteras. La idea de menor calidad respecto a los grandes competidores, el bajo reconocimiento de regiones y de la diversidad de los vinos, y el peligroso afianzamiento de países como Francia o Italia colocan a los vinos españoles en un lugar que no le corresponde.

Así, hay que aprovecharse de las fortalezas de las que disponen como la relación calidad- precio y tradición, así como del turismo para crecer en los mercados de exportación. Además, hay que reforzar el crecimiento en los mercados más grandes en los que tenemos presencia como son Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, manteniendo consumidores regulares, captando nuevos y garantizando la fidelidad de los infrecuentes.

Es importante que estos objetivos de mejora estén focalizados en cada uno de los mercados y que se usen estrategias diferentes en cada uno de ellos, ya que los consumidores cambian y las condiciones de mercado son distintas. No en vano, en la diferenciación se encuentra el éxito.

Valóranos! Nos importas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aprende a cuidar tu Viña. Suscríbete!

* indicates required

Deja un comentario o plantea tu duda:


Tu pregunta puede ser útil para otro usuario

Por favor, haz el cálculo para demostrar que eres humano. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Enviar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR