Plan de Abonado de la Vid
plan de abonado

La fertilización de la vid tiene por objetivo asegurar un nivel de nutrientes en el suelo que permita el crecimiento de la vid y la producción de uva de buena calidad.

La fertilización de los cultivos se centra en los macronutrientes: nitrógeno (N), fósforo (P2O5) y potasio (K2O); la necesidad de micronutrientes se detecta en los análisis o en la aparición de carencias.

En la viña, las aportaciones de N deben ser moderadas, ya que una disponibilidad alta de N puede provocar un crecimiento vegetativo excesivo, lo cual afectaría la calidad de la vendimia debido a maduraciones incompletas, aparición de hongos de la podredumbre, etc. Se establece como máximo anual una aportación de 40 unidades fertilizantes (UF) de N por hectárea, pero la cantidad anterior podrá llegar hasta 60 UF de N/ha por año en caso de que la fertilización se efectúe con fertilizantes orgánicos, ya que la asimilación del N por parte de la planta es más lenta.

Un exceso de potasio (K2O) en el suelo puede inducir una elevación del pH del mosto, con los consiguientes riesgos de vendimias poco ácidas; se deben realizar aportaciones sobre la base de las necesidades de la variedad y de los análisis foliar y del suelo, con el fin de evitar problemas microbiológicos y de estabilidad durante el proceso de elaboración del vino.

Para conseguir y mantener unos niveles adecuados de nutrientes, se aplica un abonado de fondo antes de la plantación y un abonado de mantenimiento durante toda la vida productiva de la plantación.

¿Como se diseña un plan de abonado para la vid?

Se recomienda diseñar un Plan de abonado que determine:

• Época y calendario de aplicación.
• Dosis de elementos nutritivos.
• Forma de aplicación.
• Tipo y características del abono.

La realización del Plan de abonado debe considerar:

• Nivel de nutrientes existentes en el suelo; es recomendable realizar periódicamente un análisis de los macronutrientes (principalmente P2O5, K2O y materia orgánica).
• Crecimiento y estado nutricional de la planta; se puede determinar el seguimiento haciendo análisis foliares.
• Extracciones anuales dependientes de la cantidad de uvas producidas.
• Características del suelo que determinan la movilidad de los nutrientes y la capacidad de absorción por la planta.
• Aportaciones efectuadas por otras vías (agua de riego).
 
Los análisis foliares y los análisis de suelo son herramientas básicas para determinar el plan de abonado viña y para ejecutar el seguimiento del estado nutricional de la vid; estos análisis permiten valorar la respuesta de la planta al abonado aplicado y corregir desviaciones. En cualquier caso, es recomendable realizar periódicamente análisis foliares (cada 3-5 años) –siempre que no existan problemas nutricionales evidentes que convenga determinar para corregirlos. Sin embargo, hay reglamentaciones (por ejemplo, Viticultura integrada) que pueden exigir realizar los análisis foliares y de suelo más a menudo.

El plan de abonado viña se debe realizar por cada parcela que reúna condiciones agronómicas, de variedad y portainjerto, y características de suelo y microclima homogéneas; es lo que se conoce como unidad homogénea de cultivo (UHC).

El suministro de nutrientes se llevará a cabo prioritariamente por el suelo y se reservarán los abonos foliares para los casos de carencias evidentes, que necesiten un tratamiento correctivo puntual; no se aplicarán abonos orgánicos o minerales en momentos o con sistemas que puedan suponer una contaminación directa de la uva.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 comentarios

añade el tuyo
  • tengo un problema de viñas de uva de mesa de hojas amarillas llevan aplicaciones de 8 gramos por pie y no se corrige llevando materia orgánica hemos hecho análisis de hoja el nitrógeno y el fosforo muy alto pero lo curioso es que no hemos aplicado ni nitrógeno ni fosforo y no sabemos lo que hacer porque los ingenieros no dan con el problema que soluciones podéis aportarnos

  • mery 13 mayo, 2013 Responder

    cual son las etapas mas apropiadas para abonar la vid para que pueda aprovechar al maximo el abono

    • Viveros Barber 12 julio, 2013 Responder

      Depende,
      1, de la variedad y portainjertos
      2, del suelo que tengamos
      3, del tipo de abonado que utilicemos
      4, de si es secano o regadio
      5, del destino de la uva (vinificacion o consumo en fresco)
      …..
      Depende de muchas cosas, si concreta un poco mas, le podemos aconsejar mejor.
      Saludos

  • ricardo ascencio o. 22 junio, 2013 Responder

    me ecanto el articulo,felicidades por tan interesante sitio.
    tengo un pequeño viñedo en mexico,la variedad que tengo es garnacha tinta,pero tengo problemas de salinidad en el agua de riego y ya esta afectando el follaje del viñedo.hay alguna manera de estabilizar las sales?
    les agradeceria cualquier ayuda.de antemano gracias…

    • Viveros Barber 12 julio, 2013 Responder

      La mejor opción es poner el portainjertos de vid adecuado a la salinidad, que es el P-1103. De todas formas, también depende mucho del nivel de salinidad en suelo que tenga, pues el paulsen 1103 es el mas resistente pero también tiene unos limites.

  • pame 5 noviembre, 2013 Responder

    que pasa cuando hojas viejas se enrosca ??? que problema tiene????

    • Viveros Barber 8 noviembre, 2013 Responder

      Hola,
      Por los datos que me comentas, no te puedo indicar mucho…pero puede ser o mosquito verde, o estrés hídrico.
      Necesitaría que me concretaras mas cosas, como variedad, portainjerto, riego o secano, época en la que has detectado esto, zona de localización de la viña….
      Saludos

Deja un comentario o plantea tu duda:


Tu pregunta puede ser útil para otro usuario


4 × = cuatro

Enviar