tabla abonado viña
En función de la precipitación establecemos unas tablas genéricas de abonado de la vid, considerando los macroelementos Nitrogeno, Fosforo y Potasio y los microelementos Boro, Hierro y Magnesio.
 
NITRÓGENO (N)

Propiedades: Es el elemento nutritivo que favorece el crecimiento y el vigor en la vid. 
Efecto en las plantas: Su efecto se manifiesta por un verde intenso de las hojas, pero hay que tener mucho cuidado con el abonado nitrogenado, pues la viña no es muy exigente en él y su exceso puede producir corrimiento de flor, aumentar la sensibilidad a las enfermedades criptogámicas, retrasar la maduración y dificultar el buen agostado de la madera. 
La deficiencia de nitrógeno reduce el crecimiento y la producción. Las viñas presentan un aspecto verde-amarillento. 
La absorción de Nitrógenos es muy rápida  y se produce desde la brotación al cuajado, cuando el desarrollo vegetativo es más intenso. 
Las necesidades del abonado varían, en secano de 30 a 60 U. F./ha.

FÓSFORO (P)
Propiedades: Tiene gran importancia en el metabolismo de los glúcidos; favorece el desarrollo radicular aumentando la resistencia a la sequía; amortigua los efectos de un exceso de nitrógeno e influye en la fecundación, la maduración y el buen agostado de la madera. 
Efectos en la planta de vid: Es considerado como un factor de calidad en viñedos que produce mostos equilibrados. La absorción más intensa se realiza desde la brotación hasta la floración. 
Las necesidades de abonado son muy variables y pueden oscilar entre 50 y 200 U. F./ha., dependiendo del nivel nutritivo del suelo y la riqueza en caliza, para una determinada producción. 

POTASIO (K)

Propiedades: Se considera un elemento que favorece la producción y la calidad. 
Efecto sobre la planta: intervenir en la respiración, en la asimilación de la clorofila, en el transporte y acumulación de los hidratos de carbono a los racimos y a las diferentes partes de la planta para formar reservas contribuyendo a una mayor longevidad y aumento de la resistencia a la sequía. 
Niveles muy altos de potasio pueden ser causa de la aparición de carencias de magnesio, debido al antagonismo de estos dos elementos. 
Las necesidades de abonado varían en secano entre 40 y 150 U.F./ha, pudiendo llegar en regadío a 240 U.F./ha. 
MAGNESIO (Mg)
Es un componente de la clorofila que interviene en la síntesis de los glúcidos.  
Su carencia se manifiesta como clorosis en las hojas viejas de la base de los sarmientos, estas pueden caer prematuramente provocando la emisión de “nietos”. 
Los racimos de uva aparecen sueltos con una pérdida evidente de peso.

HIERRO (Fe)

Propiedades: Es un microelemento esencial en la respiración y en complicados procesos de reducción-oxidación de la planta. 
Efectos sobre las plantas: Su carencia se manifiesta por una clorosis de las hojas jóvenes en la punta de los sarmientos, que avanza hacia las hojas de la base y en casos extremos se llega a la pérdida total de la producción y a la muerte de la cepa. La carencia suele ser provocada por un contenido de caliza en el suelo, superior al límite de resistencia del portainjerto. 

BORO (Bo)
La carencia de este microelemento se manifiesta primeramente en las hojas con una clorosis difusa antes de la floración. Los sarmientos tienen los entrenudos cortos y en casos graves se detiene el crecimiento del meristemo terminal y se forman ramificaciones. La fecundación es mala y los racimos presentan uvas de tamaño normal ó superior a los de la variedad, junto a una mayoría mucho más pequeñas. La carencia suele presentarse en suelos arenosos y en los calizos. 
En secano se realizará solamente un abonado de fondo en el centro de las calles, con un abono complejo adecuado a los niveles de elementos nutritivos del suelo y a la precipitación media de la zona, un mes antes de la brotación. 
En el caso de realizarse con abonadora localizadora, que corte a su paso las raíces de desarrollo horizontal, el abonado se efectuará en calles alternas el primer año, abonando el segundo año las calles que no se abonaron el anterior y al tercer y cuarto año se cruza el abonado de calles alternas. 
Con esta rotación de abonado se pretende no producir un desequilibrio entre la parte aérea y el sistema radicular.
En regadío, se complementará el abonado de fondo con un Nitrato Amónico Cálcico con Magnesio, de acuerdo con las disponibilidades de agua, tipo de poda y producción esperada, después del cuajado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios

añade el tuyo
  • Anonymous 18 diciembre, 2011 Responder

    me gustaría saber cuanto cuesta el kilo de estiercol de paloma y cuanta cantidad se le echa a una hectárea de viñedo en espaldera de regadío

  • María 26 agosto, 2013 Responder

    Hola, tengo que hacer un abonado de fondo con fósforo en un viñedo, en donde el análisis de suelo nos da un valor de 9 ppm de fósforo disponible.
    Mi consulta sería, al tener que hacer una aplicación localizada de superfosfato triple de ca., mi rango sería de 2 a 9 gr de fertilizante/planta.
    Quisiera saber si dentro de este parámetro voy a tener resultados favorables, o si son valores muy elevados y quizás causar problemas de fitotoxicidad.
    Le agradecería mucho su respuesta.
    Saludos y felicitaciones por el blog,, muy interesante!!

    • Viveros Barber 26 agosto, 2013 Responder

      Hola,
      La forma de aplicarlo es muy importante, ya sea en riego localizado o en abonado de fondo.
      En cualquier caso, no creo que tengas ningún problema de toxicidad en planta, tal vez algún desequilibrio fisiológico, pero intenta que la dosis se encuentre entre el rango de 100 a 200 Unidades fertilizante por Ha y año.
      Recuerda también que el exceso, bloquea oligoelementos como el hierro, manganeso y zinc, manifestándose en forma de clorosis y disminución del vigor en general. Si lo aplicas por goteo añade también un quelato de hierro.
      Para evitarte problemas, lo aportas en parada vegetativa, en cobertera y a finales de otoño, principios de invierno.

      • María 27 agosto, 2013 Responder

        Muchas gracias por responder,, tendré en cuenta estas recomendaciones.
        Exitos!!

  • Mar 1 agosto, 2014 Responder

    Buenas tardes, tengo muchas uvas pequeñas que no van a engordar (solo en el tinto de la pampana blanca o tinto aragones) y según me han comentado es por falta de boro, quisiera que me dijerais si es eso. Cuando hay que abonar y cuanta cantidad, se puedo abonar en el riego para la próxima campaña.

    Un saludo

Deja un comentario o plantea tu duda:


Tu pregunta puede ser útil para otro usuario


seis × 7 =

Enviar